Rellenos Faciales


Rellenos Faciales

Rellenos con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo humano presente sobre todo en la piel. Cumple la función de retener agua y aportar hidratación y volumen. Con el pasar de los años y el proceso de envejecimiento, esta sustancia se degrada y el organismo disminuye su capacidad de reponerla. El resultado es la pérdida de volumen y contorno facial, además de la aparición de arrugas.

 

Indicaciones

Se indica para remodelar formas, contornos faciales y de los labios, ofrecer volumen en áreas modificadas por el proceso de envejecimiento o simplemente para rellenar surcos y arrugas estáticas, o sea, las arrugas más profundas visibles incluso con la cara en reposo.

  • Surcos de las mejillas ( Nasogenianos )
  • Contorno y volumen de labios
  • Pómulos y depresiones faciales
  • Ojeras ( surco lagrimal )
  • Proyección del mentón

 

Duración de los resultados

La duración de los resultados dependerá del área tratada, del tipo de ácido hialurónico usado y del metabolismo de cada paciente, con un promedio de 9 a 18 meses.

 

Tratamiento volumétrico facial con ácido hialurónico

La reposición de volumen es una de las más novedosas tendencias de rejuvenecimiento facial para obtener la apariencia más fresca y natural.
Un rostro joven y atractivo no es sólo aquel sin arrugas, la belleza de un rostro está también en los contornos y formas suaves, con pómulos y rasgos bien definidos.
Para lograr un look fresco y natural, reponer el volumen perdido por el paso de los años también es de vital importancia.
A medida que envejecemos, el volumen se pierde en muchas zonas de la cara, pero son 2 zonas específicas las que sufren más el impacto:

- Mentón y mandíbula

La pérdida de volumen en esta zona produce pérdida de contorno y definición facial en su porción más inferior, haciéndolo menos atractivo.

- Mejillas

Al hundirse y perder volumen, las mejillas descienden de su posición habitual cerca de los ojos, a una posición inferior, lo que muchas veces hace que se marquen más los surcos nasogenianos (también conocidos como arrugas de los paréntesis), dando al rostro una apariencia cansada y envejecida.
Para el tratamiento de arrugas estáticas y la reposición de volumen facial, los rellenos se han posicionado como la sustancia de elección entre los médicos debido a su seguridad y eficacia. Esta sustancia esta presente en la piel y es naturalmente producida por el organismo, cumpliendo la función de retener agua y aportar hidratación y volumen.