Ginecomastia

Alt
Alt

La ginecomastia es el aumento de la glándula mamaria en el hombre por causas hormonales y ocasionalmente por medicamentos.

El tratamiento definitivo es la cirugía. Las opciones son la liposucción o la extirpación de la glándula mamaria.

Se conoce como ginecomastia al engrandamiento exagerado de las glándulas mamarias (o de una sola de ellas) en los varones. Por lo común este incremento es ocasionado ya sea por disbalances hormonales o bien por la ingesta de determinados medicamentos.
Hoy cada vez más hombres buscan resolver esta cuestión y preguntan qué es la ginecomastia y a qué se debe. Esto es totalmente sano y normal, y está acorde con los tiempos, ya que hoy ellos también desean verse bien y estar a gusto con su propia imagen. Esto último de hecho forma parte importante de la autoaceptación de los varones, y de su autoconfianza.
Si bien no puede decirse que sea una patología recurrente, la ginecomastia en hombres tampoco es algo raro de ver. Habitualmente se trata de un trastorno vinculado con la sobreabundancia de prolactina en la sangre, aunque también puede ser originado por un hiperestrogenismo que se derive de algún problema hepático (cirrosis, por ejemplo).

Los hombres que llevan adelante tratamientos que incluyen estrógenos también pueden llegar a desarrollar esta clase de formaciones, al igual que los varones obesos adolescentes o jóvenes (aunque en estos últimos casos suele hablarse de pseudoginecomastia).
A fin de sortear esta situación puede recurrirse a una operación de ginecomastia (que en esencia implica extirpar la glándula mamaria), o en su defecto a algún tipo de liposucción simple. La intervención retira grasa y tejido glandular, y en algunos casos (por lo común extremos) extirpa además el exceso de piel; con ello se configura un tórax firme, plano y convenientemente contorneado. En particular en los casos de los adolescentes, es mejor esperar para ver si la patología se resuelve de modo espontáneo; caso contrario, se podrá recurrir a la extirpación quirúrgica.

Cirugía de ginecomastia

La intervención que resuelve este crecimiento desmesurado de la glándula mamario en el caso de los varones suele lograr resultados estéticos realmente satisfactorios.
En el caso de la manifestación de una ginecomastia en hombres, como señalamos, tal cirugía de extirpación de la glándula mamaria es realmente efectiva, pero también es factible efectuar una liposucción (particularmente cuando el tejido graso se presenta en cantidades relevantes).
Por otra parte en los casos de pseudoginecomastias, como también dijimos, el incremento del volumen se debe a grasas acumuladas, con lo cual la liposucción suele ser un recurso muy efectivo para lograr la reducción esperada.
Cuando los varones ingieren ciertos fármacos, pueden presentarse casos de ginecomastia a modo de efecto secundario. Y en cada situación habrá que ver qué camino de acción conviene tomar.
En definitiva los hombres que padecen ginecomastia presentan mamas que se asemejan en algún punto a las de las mujeres; es decir: se trata de situaciones en las cuales la mama del varón presenta un sobredesarrollo. Y es absolutamente lógico que deseen resolver el tema mediante una operación de ginecomastia, tanto por cuestiones estéticas como de autoestima.

Ginecomastia en hombres
Al hombre preocupado por su apariencia, el desarrollo desmedido de sus mamas masculinas es muy probable que le afecte. Y probablemente buscará tomar cartas en el tema y someterse a una operación de ginecomastia. En casos en que la piel del varón es firme y elástica, se logran resultados excelentes, ya que ésta se adapta sin inconvenientes a las nuevas líneas del tórax.
Para los varones que padecen de sobrepeso o tienen problemas de obesidad, no obstante, lo indicado es que primero traten de superar este problema mediante la ejercitación de sus físicos, o mediante cambios sensatos en la alimentación, etc.

Cuando esta intervención queda en manos de expertos confiables, es altamente improbable que se den complicaciones. Como efecto secundario –eso sí- podría darse cierta pérdida de sensibilidad transitoria en la piel del área.